Declaración Universal de los Privilegios del Hombre

Listado sobre Privilegios Masculinos

Por Coral Herrera Gómez

Fuentes: https://haikita.blogspot.com

Listado sobre Privilegios Masculinos

1. Los hombres patriarcales tienen derecho a tener una doble vida: una como hombres respetables y padres de familia feliz, y otra como solteros de oro juveniles. Para poder llevar esta doble vida, tienen derecho a mentir y engañar a sus compañeras.

2. Los hombres tienen derecho a disfrutar de sus escapadas de vez en cuando, y tienen derecho a pedirle a su pareja que sean monógamas y «comprensivas». Si no se pueden escapar, se sienten atrapados en la cárcel del matrimonio, así que es un privilegio completamente necesario para que el sistema patriarcal siga en pie: que los hombres puedan ser infieles de vez en cuando, y puedan perderse y desconectarse del mundo y de sus problemas de vez en cuando. 

3. Los hombres, por el mero hecho de haber nacido hombres, tienen derecho a alquilar, comprar, vender e intercambiar mujeres para satisfacer sus deseos sexuales y reproductivos. Las mujeres son una mercancía para su uso y disfrute, pero también son la materia prima para hacer negocios entre hombres, y para ser explotadas en los burdeles, la industria del porno y las clínicas de compraventa de bebés.  

4. Los hombres pueden esclavizar a una mujer para tener una criada las 24 horas del día, los 365 días al año. Primero se encarga la madre abnegada, luego la elegida para ser la esposa: sólo tienen que enamorarlas y casarse con ellas, y las tienen a su disposición para toda la vida. La obligación de ellas es brindarles servicios sexuales, cuidarles, cuidar el hogar, y cuidar a los hijos e hijas, y hacer de secretaria, cocinera, enfermera, actriz porno, limpiadora, niñera, asistente, contable, psicóloga, planchadora, etc. 

5. Si no tienen posibilidad de tener una esposa, o no les apetece, los hombres tienen derecho a explotar sexual, reproductiva, doméstica y laboralmente a todas las mujeres pobres que quieran. Incluso los pobres pueden explotar a mujeres más pobres para que les cuiden o para que satisfagan sus deseos El mundo está lleno de «mujeres baratas» , sin papeles, sin derechos y desesperadas por alimentar a su familia; cualquier hombre puede aprovecharse de ello. 

6. Los hombres con poder tienen derecho a tener sexo con sus alumnas, empleadas, secretarias y asistentes, cuidadoras, seguidoras y fans, compañeras de trabajo de inferior categoría. El #MeToo ha desvelado como se aprovechan de su poder los cineastas, cantantes, productores, profesores e intelectuales, escritores, empresarios, y cargos políticos, pero casi ninguno ha entrado en la cárcel, y casi todos conservan sus puestos de poder.  

7. Los hombres tienen derecho a tener  relaciones sexuales con las mujeres que no pertenecen a ningún hombre, mujeres que se entiende que son «de todos», como las solteras, las divorciadas y las viudas, o las mujeres de dudosa reputación. Las mujeres «fáciles» pueden, además, ser compartidas en una violación grupal, porque son mujeres «sin hombre», y porque si andan de fiesta con ellos, es porque se lo están buscando ellas solitas.

8. Los hombres acaparan las tierras del planeta, los bancos y las empresas, los medios de producción y comunicación, y ocupan los puestos de poder político, judicial, y económico en la mayor parte de los países del planeta. Tienen derecho a acumular y acaparar lo que quieran, no hay límite para sus ganancias, aunque ello implique el sufrimiento de millones de personas: la sociedad venera e idolatra a los hombres que acumulan poder, riqueza y mujeres. 

9. Los hombres tienen el doble de tiempo libre que las mujeres, porque no tienen doble jornada laboral. Ellos no trabajan gratis como nosotras, cobran un 25% más de salario que sus compañeras mujeres, no les despiden cuando van a ser padres, no les penalizan por la crianza, obtienen más financiación para sus proyectos que sus compañeras. Los hombres tienen más posibilidades de encontrar un empleo que las mujeres, tienen más oportunidades y más tiempo libre para desarrollar su profesión, tienen mucha más credibilidad y autoridad como expertos en cualquier materia que las mujeres. Publican más libros, ganan más premios, les hacen más homenajes, y tienen mucha más visibilidad en medios que sus compañeras mujeres.   

10.Los hombres patriarcales viven como reyes en su propio hogar, en el que disfrutan del privilegio de ser obedecidos, y en el que se haga siempre su voluntad: las normas las ponen ellos. Sus hijos tendrán que seguir con su legado, sus hijas volcarse en cuidarle y en casarse, su esposa tendrá que aguantar sus violencias, y mientras todos le esperan en casa, él podrá entrar y salir del hogar con total libertad. Todos estarán a su servicio. Fuera del hogar tendrá que obedecer a otros hombres, pero dentro, el que lleva los pantalones es siempre el hombre patriarcal. 

11. Los hombres patriarcales disfrutan del pacto de silencio que les protege. Los hombres son cómplices unos de otros, ninguno denuncia a los demás, todos callan para mantener sus privilegios. Además, también los demás les protegemos con nuestro silencio, creyendo que así protegemos a sus esposas o a sus amantes. Las víctimas de sus violencias tampoco denuncian por miedo a no ser creídas, y por miedo a sufrir la venganza de su agresor. Y así es como se mantiene la impunidad, para que nada cambie: los secretos de familia encubren a abusadores y violadores, y a tipos infieles y mentirosos, y ocultan el dolor de las esposas y de sus víctimas. 

12. El mundo está centrado en ellos, los hombres son la medida de todas las cosas. La medicina y los tratamientos médicos se hacen en torno a los cuerpos masculinos, y la salud de los hombres, con lo cual llevan una gran ventaja sobre las mujeres. La mayor parte de las investigaciones se centran en las enfermedades que sufren los hombres, con lo cual las enfermedades específicas de las mujeres quedan siempre en un segundo plano. 

13. Los hombres pueden tener los hijos que quieran, y no tienen la obligación de quererlos ni de cuidarlos. Las tasas de abandono parental nos muestran que ellos pueden embarazar a todas las mujeres que quieran, aunque en algunos países les obligan al menos a pagar la pensión alimenticia de sus hijos. Todos ellos podrán ser cuidados por estos hijos e hijas a los que abandonó si llevan sus apellidos y él cae enfermo, sufre discapacidades o dependencia. No importa si le conocen o no: es un privilegio masculino poder recibir cuidados sin tener que cuidar a nadie nunca. 

14. Los hombres patriarcales tienen el apoyo de los jueces cuando sus delitos son contra niñas y mujeres. Esto implica que si les toca un buen juez, podrán ser absueltos o tener una pena mínima, siempre inferior a lo que le correspondería. Puedes ver casos de estos a diario en los medios de comunicación. Ningún juez ha sido condenado por apoyar a violadores y femicidas. 

15. Los hombres patriarcales tienen el apoyo del poder mediático: cuando cometen delitos contra las niñas y las mujeres, los periodistas buscan la forma de justificar su violencia y de culpar a las víctimas de la agresión que han sufrido. Los rostros de ellos y sus nombres no suelen aparecer nunca en los medios: siempre se expone a las víctimas. Ellos se dedican a perpetuar los mitos sobre violencia machista, y a presentar todos los casos como aislados, para que no parezca un problema social y político. Cuando matan a su esposa o secuestran a sus hijas, nos quieren hacer creer que son buenas personas y que lo hacen por amor. Puedes verlo a diario en la prensa. 

16. Los hombres tienen derecho a saltarse la ley cuando quieran, por eso el 95% de la población reclusa es masculina. Los hombres hacen las leyes, pero ellos mismos se las saltan, por eso practican la corrupción como si fuera un deporte, con entrega total, y por eso en la mayor parte de los países, ni les encarcelan, ni les obligan a devolver lo robado. Los hombres hacen contratos entre ellos para desviar el dinero que ponemos entre todos, directamente a sus bolsillos. 

17.  Los hombres lo hacen mucho mejor todo, por eso los principales científicos, deportistas, intelectuales, artistas, creadores, y héroes de nuestra sociedad son hombres, y por eso han borrado a todas las mujeres importantes de los libros de texto. Los hombres se han aprovechado de sus esposas e hijas firmando sus obras y apropiándose de sus descubrimientos, pero jamás se habla de ello en las escuelas para que las niñas tengan claro que si ellas no salen en los libros es porque las mujeres somos inferiores. 

18. Los hombres patriarcales tienen en sus manos la sexualidad y las vidas de sus compañeras. Aún es legal en algunos países del mundo violar a tu esposa si no quiere tener sexo, o asesinarla si sospechas que te está siendo infiel o si la pillas in fraganti. En los países donde las violaciones en el matrimonio y los femicidios son delito, las matan igualmente. Hablamos de 137 mujeres cada día, más de ochenta y siete mil al año. 

19. Los hombres patriarcales tienen el privilegio de hacer negocios con las armas y de declarar las guerras a otros hombres para colonizar y saquear otros países. En el siglo XX pusieron a toda la Humanidad en peligro con sus bombas nucleares, y destrozaron la vida de millones de personas. En las guerras las mujeres se llevan la peor parte, porque no van armadas: los delitos de violencia sexual contra las mujeres de los enemigos es una costumbre y se ha registrado en todos los conflictos armados entre hombres. 

20. El planeta tierra, bajo dominio masculino, se dirige hacia el desastre y la autodestrucción: todos creen que tienen el privilegio de poder contaminar nuestro pequeño mundo sólo porque son hombres. Las empresas más contaminantes del mundo están lideradas mayoritariamente por hombres. Los efectos del cambio climático los sufren mayoritariamente las mujeres. 


Fuente: https://haikita.blogspot.com/2021/08/declaracion-universal-de-los.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *