El dúo Obrador-Bartlett “priistas a morir” tras 200 millones de dólares

Álvaro Vázquez Sabino

En plena crisis económica y con problemas en los sondeos electorales, Obrador recibe de España no una disculpa por daños a los pueblos originarios, sino al magnate del acero y accionista mayoritario de AHMSA, Altos Hornos de México, S.A., Alonso Ancira Elizondo, en calidad de extraditado a nuestro país por corrupción.

La cruda realidad tiene otros datos, y son horrendos

Ante una devastadora secuela de irresponsabilidad criminal en la cuestión de la salud pública, Obrador ya no sabe de dónde sacar dinero y de ahí su empeño en echarle la mano a los recursos de Ancira no para comprar más vacunas sino para comprar votos, su talón de Aquiles. De igual manera, su ambición desmedida por los recursos monetarios —vengan por los medios que sean siempre justificarán el fin— se expresa nítidamente en su peculiar interés por la CFE, por eso puso ahí a su astuto, ambicioso y cínico alter ego, Manuel Bartlett.

Decir la verdad en México es un delito de gran riesgo

Para nada les importan que la violencia, la misoginia y el racismo les resulten repulsivos a las mujeres mexicanas o que a fines de 2020 se registraron 14 periodistas y 26 activistas de derechos humanos asesinados o que persiste el tráfico de drogas y la corrupción en el sistema aduanal del país —con 49 aduanas y 116 puertos más del 80 por ciento del trasiego de drogas se centra en seis puertos: Lázaro Cárdenas, Manzanillo, Mazatlán, Ensenada, La Paz y Ciudad del Carmen; misión imposible para Horacio Duarte pues ni las fuerzas armadas con sus más de 2 mil elementos pueden erradicarla

Al revés, el actual es un régimen que prefirió la mezquindad del poder unipersonal al bien de la población desposeída y vulnerable al contagio y a la muerte; que rechazó a la ciencia para contener la pandemia; que como buen ególatra se solazó en las encuestas y vandalizó las causas y evidencias que estaban a la mano. Pero todavía peor, que sólo gusta de vanagloriarse en logros ajenos: el envío de más de 3 mil millones de dólares en remesas cada mes.

Atrás de AHMSA, la sombra de otro priista, Salinas

En efecto, tras la irregular venta de Agronitrogenados está la relación de complicidad con el salinismo, pero sobre todo la negativa a regresar al actual presidente Andrés Manuel López Obrador —al erario, para la vox populi— los 200 millones de dólares del supuesto sobreprecio que pagó Pemex para hacerse de la planta de fertilizantes chatarra.

Un proceso revelador de expropiación encubierta de AHMSA

El poderoso empresario de Altos Hornos ya está en México para goce personal de Obrador en ver realizado su sueño de doble banda de recibir disculpas y de que regrese los 200 millones de dólares, que podrán ser usados para los gastos a discreción en las campañas electorales de este año. “Si hubiera aportado para su campaña [de Obrador] a lo mejor hubiera suavizado. . .”, como lo hizo Villarreal, se queja Alonso Ancira. El propio Obrador tuvo que liberar las cuentas de éste al no encontrar evidencias.
Sin embargo, será usado todo el poder y la ley de Obrador para que regrese los millones de dólares y pida una disculpa, mientras Ancira entregaría tales recursos a condición de que desechen los procesos penales de que lo acusan de sobreprecio en la venta de Agronitrogenados y que le comprueben dónde está el fraude. Cabe mencionar que Lozoya Austin, testigo colaborador de Obrador, será quien proporcionará información sobre la compra a sobreprecio de la planta Agronitrogenados.

De hecho, Obrador no sólo quiere la cuantiosa fortuna en dólares de Ancira vía un acuerdo reparatorio, sino también vincularlo a proceso para obligarlo a aceptar el criterio de oportunidad para que denuncie a otros que supuestamente hubiesen participado en algún acto ilícito.

La vinculación a proceso sería en la hipótesis de comprar ilícitamente usando los 3.5 millones de dólares que habría entregado a Emilio Lozoya, corrompiéndolo para que realizara la compraventa de AgroNitrogenados a sobre precio a favor de Ancira Elizondo. Y este dinero sería, en dicha hipótesis, la operación con recursos de procedencia ilícita.

El singular sexenio de ObradorBartlett

A pesar de que Obrador pasará a la historia ya ni siquiera como Madero, sino como el gobierno del sexenio de los militares y la militarización de la república mexicana, realizando labores propias de los policías —sólo hay que reflexionar cuando la administración obradorista aumentó a 241 millones de pesos a las fuerzas armadas, en 2020—; será el sexenio de las masacres y el del mayor número de asesinatos violentos; el sexenio del m ayor número de homicidios dolosos, según el INEGI más de 40,800 en 2020, y con más de 78 mil en los dos años de su gobierno; el sexenio de los cientos de miles de muertos por Covid-19, a pesar de todo ello, la estrategia de la catástrofe de muertos de Obrador proseguirá insensiblemente.

El núcleo del régimen se reduce al dúo Obrador-Bartlet

La tarea de Emilio Lozoya será la de aportar información sobre el caso de Agronitrogenados contra Ancira — el angelito Lozoya dice que “fue utilizado en su calidad de instrumento no doloso en el marco de un aparato organizado de poder”, pero en un arrebato de autoritarismo dijo a sus críticos que tenía poder y riqueza de sobra para “romperles la madre” en 2017— respecto al cual denunciará penalmente “los hechos cometidos, las personas responsables y los cargos por el delito de operaciones con dinero de procedencia ilícita, derivadas del presunto soborno por 34 millones de pesos que habría recibido Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, AHMSA, durante el periodo de transición de Felipe Calderón y Peña Nieto, para que cuando él fuera director de Pemex autorizara la compra inflada de 50 millones a 240 millones de dólares de Agronitrogenados S.A., su planta chatarra de fertilizantes. Según la carpeta de investigación iniciada después de que Pemex presentara a inicios de marzo en 2019 una denuncia por irregularidades en la adquisición de la planta Fertinal, donde salió a relucir la operación de Agronitrogenados.

AHMSA fue adquirida por Ancira en 1991, en 500 millones de dólares. AHMSA transfirió 3 mil 700 millones de dólares. Un año después Fabio Covarrubias y Rogelio Montemayor aparecen en contexto. Y fue con este último con quien se asoció Ancira y luego cambiaron el nombre de Fertimex a Agro Nitrogenados (Pro Agro) y Fertinal.

La alianza Grupo Villacero y AHMSA no era la cuestión

Desde un principio se planteó que lo que se buscaba era la alianza entre AHMSA y Grupo Villacero para rescatar la industria acerera de Coahuila, para evitar la caída económica de la entidad. En los dos últimos años AHMSA perdió más de 22 mil millones de pesos, reduciendo por consiguiente su capital contable de más de 19 mil millones de pesos a un capital negativo de casi 3 mil millones de pesos, mientras que sus pasivos circulantes son de más de 32 mil millones de pesos y perdiendo dos terceras partes de su capital social. Su deuda asciende a más de 16.5 millones de pesos con la Banca Afirme, la Almacenadora Afirme, entre varias.

La fuerza de Obrador tiene su fuente en Bartlett, no en el pueblo

A fin de cuentas, como viejos demagogos y como fieles priistas a morir, Obrador-Bartlett no dan maroma nueva porque están intoxicados de poder y de dinero, las drogas más letales para demagogos populistas, caudillos y astutos ambiciosos del poder por el poder. Para ellos, hay un capitalismo bueno y uno malo, hay una burguesía buena —con conciencia social— y una burguesía mala. Pero ésta aún está muy viva y la buena no se ve por dónde pueda nacer. Entonces el problema sublime de Obrador-Bartlett es cómo y con quién construirán su propia burguesía: crear su nueva y buena burguesía nacional, he ahí la cuestión.

Obrador, como Bartlett, con las mismas prácticas salinistas

Para ello, entre los pasos prioritarios, por ejemplo, está arrebatar AHMSA a Alonso Ancira para ponerla en manos de nuevos propietarios cercanos a Obrador. Pero para esto se requieren recursos frescos, y entonces ahí está su alter ego en la mismísima CFE para un plan de contratos de rescate y los cientos de millones de dólares vía Una disculpa de Ancira con el argumento extraordinario de que el PIB de Coahuila se vendría abajo, tras el daño causado por la cancelación de contratos de suministro de carbón para su subsidiaria Micare, concretado precisamente con Bartlett desde la CFE. Y sólo de esta manera regresarían dichos contratos. Así pues, Obrador- Bartlett tienen en su poder a un exponente de la mala burguesía, —pero como Obrador dice “yo soy la ley y nadie está por fuera de ella”— por eso es que les corresponde doblegarlo de rodillas para que pida perdón —FGR, para la vox populi—, previa entrega de sus respectivos 200 millones de dólares.

Obrador, como Bartlett, también con las mismas prácticas peñistas

Una ruta similar de la que está usando el núcleo Obrador-Bartlett fue empleada por Peña Nieto para hacerse del control de Oceanografía y Oro Negro. Estas como proveedoras de Pemex operaban contratos millonarios en dólares cada una. Cabe mencionar que, igualmente, jugosos contratos por renta de barcos y plataformas petroleras fueron un botín para Luis Videgaray, Emilio Lozoya, entre muchos más. Fueron ellos quienes operaron la exitosa estrategia judicial de despojo en el gobierno de Peña Nieto, y que ahora implementa el núcleo Obrador-Bartlett.

Construyendo la nueva-buena burguesía, con conciencia social

Ineluctablemente, Obrador entregará AHMSA al Grupo Villacero, de Julio Villarreal, quien cotizaba para Obrador en el PRD más de 50 millones de pesos, a cuenta de ir constituyendo, desde ese entonces la nueva burguesía transformadora; apoyos que fueron mayores para 2018.

Con modelo peñista, ObradorBartlett van por expropiación de AHMSA

Si el estratega de Peña Nieto para hacerse de Oceanografía y Oro Negro era Humberto Castillejos, el estratega para el núcleo Obrador-Bartlett es Julio Scherer Ibarra, contacto directo con Julio Villarreal. Entra también en escena, ahora en un papel secundario, el inefable Alfonso Romo, como un simple intermediario entre ambas acereras, como un actor de segunda en el proceso de despojo, aunque haya o no resistencia. Su particular lema es que, de no realizarse tal despojo, en aras de una burguesía capitalista buena, el daño económico a Coahuila afectará notoriamente al PIB estatal porque tal empresa le aporta un 8%, con 20 mil empleos de por medio y el triple en indirectos.

Obrador-Bartlett se regodean en el proceso de despojo de AHMSA

La crisis económica determina la política de Obrador-Bartlett. La autorización de la asamblea de accionistas del Grupo Acerero del Norte autorizó al Grupo Villacero para la compra de las acciones de Ancira en Altos Hornos, desde finales de noviembre pasado. Con la particularidad de que el monto de tales acciones de Ancira en AHMSA, representan casi el 50%. Entre paréntesis, sobre los codiciados 200 millones de dólares para ObradorBartlett, dicha asamblea del Grupo Acerero del Norte no tiene atribuciones legales para decidir sobre ello. En pocas palabras, AHMSA es puesta en un proceso de despojo-rapiña encubierto, rompiendo las propias reglas de la burguesía y del sistema de acumulación de capital mismo. Pero, salta una pregunta, si Obrador aceptara los 200 millones de dólares y da una disculpa a Ancira, ¿qué pasaría con la siderúrgica AHMSA y la mayoría de acciones propiedad de Ancira y si éste insiste en seguir trabajando al frente de ella, como lo ha manifestado abiertamente, a pesar del interés de Obrador de entregarla a Julio Villarreal quien le aportó cotizaciones millonarias a sus campañas electorales desde 2017, cuando Obrador era el dueño del PRD?

Pero el ambicioso y astuto dúo Obrador-Bartlett quiere más

Aprovechando que tienen a un poderoso exponente de la burguesía norteña en las manos, seguramente le sacarán el máximo de provecho para el difícil contexto de incertidumbre electoral 2021. Es decir, el núcleo Obrador-Bartlett también ve la oportunidad de dar otra vuelta de tuerca a un par o trío de líderes de oposición corrompidos de pies a cabeza —ahí todavía hay mucha tela de donde cortar— en espera de una situación compleja para el régimen. Todo a cambio de una impunidad plena, éstos deberán apoyar para garantizar el triunfo de la mayoría de Obrador en el Congreso. De lo contrario, “aténganse a las consecuencias”, “pues no soy yo sino es el pueblo”, les plantearán en lo oscurito los emisarios del núcleo Obrador-Bartlett. No es difícil imaginar la respuesta.

Como siempre la situación de los trabajadores queda relegada al tiempo

No se sabe ni se escucha sobre la situación en que están, ni como serán considerados los empleos de los trabajadores, sus salarios, prestaciones, derechos laborales, antigüedad, cajas de ahorro, préstamos, créditos para vivienda, atención sanitaria, jubilaciones, pensiones, seguros de vida, finiquitos, los niveles infernales de explotación, las violentas jornadas de trabajo, cuántos serán desempleados, reparto de utilidades, etc. Sólo la organización de los obreros en sus sindicatos y la lucha por democratizarlos para utilizarlo como herramienta de lucha por mejores condiciones tanto de trabajo como de vida es el único camino para la liberación de la clase trabajadora junto con los explotados y oprimidos de las ciudades y el campo. No hay rodeos, ni atajos, mucho menos hay salvadores caudillos ni demagogos. El pueblo trabajador sólo puede confiar en sus propias fuerzas, tomando en cuenta la negativa experiencia que representa este gobierno fallido a la hora de la verdad, tomando en cuenta la tragedia del pueblo mexicano de no tener su propia organización política concentrada en un partido revolucionario que construya un gobierno de los trabajadores y sus aliados populares. El pueblo ya probó todas las alternativas electorales burguesas en la democracia del dinero: es hora de que el pueblo trabajador se ponga de pie y comience a dar los primeros pasos en tomar las riendas de su futuro, en tomar el poder político en sus manos para resolver los graves problemas de pandemia, de miseria, de inseguridad, de violencia hacia las mujeres, de crisis ambiental, de los derechos de los pueblos originarios. Es hora de la verdad de que sólo el pueblo trabajador salva al pueblo trabajador.

4 de febrero de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *