Ismael Contreras Plata

Mucha expectativa ha levantado el nombramiento de Delfina Gómez como Secretaria de Educación; ciertamente, un numeroso grupo de profesores y de ciudadanos está pensando que, con ella se empezarán a dar los cambios que la educación necesita para resolver el rezago educativo; mientras un pequeño grupo se opone rotundamente a su designación.

Con este nombramiento AMLO, cuando menos haces dos apuestas: La primera, presenta a Delfina Gómez con la credencial de profesora de formación, con idea de generar ilusiones de que por ser profesora entiende los problemas educativos y que, por ello, cuenta con la experiencia y conocimientos para resolver el rezago educativo; la segunda, apuesta, consiste en presentarla con la credencial de mujer, esto con la idea de subsanar las pifias que ha cometido respecto al feminismo.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que desde el momento en que se dio a conocer su designación muchos profesores y ciudadanos identificados con la 4T ilusionados con el nombramiento, al igual que muchos oportunistas, se aprestan a dar su apoyo incondicional, pues se sienten identificados con ella, porque consideran que es una profesora con experiencia que, por venir desde abajo, desde el salón de clase y porque se formó en una Universidad Pública entenderá al magisterio y les solucionará sus problemas.

De cierta forma, los profesores ven a Delfina como una antípoda de Aurelio Nuño y Emilio Chuayffet Chemor, quienes lanzaron una campaña de desprestigio contra el magisterio, y piensan que con ella tendrán un mayor acercamiento y comprensión a su labor docente.

Por su parte, los representantes de los partidos políticos opositores rechazaron rotundamente el nombramiento de Delfina Gómez para que ocupe la secretaria mencionada, tal es el caso de Marko Cortés del PAN quien declaró en su twitter: “Una vez más, queda claro que para Morena la capacidad no importa, el único requisito es la lealtad a ciegas.” https:// twitter.com/MarkoCortes? ref_src=twsrc%5Egoogle% 7Ctwcamp%5Eserp%7Ctwgr% 5Eauthor; Por su parte, Jesús Zambrano presidente nacional del PRD, manifestó que “Queda claro que a Andrés López Obrador no le interesa la educación en México y nuevamente hace cambios en su gabinete sin cumplir con el perfil que demanda la situación actual. La designación de Delfina Gómez pondrá en riesgo la calidad de la educación pública del país.” (Portal del PRD: https://prd.org.mx/index.php? Start=6)

Igualmente, la clase empresarial agrupada en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ante el nombramiento de Delfina Gómez, en un comunicado Los Retos para Delfina Gómez Próxima Secretaria de Educación Ismael Contreras Plata Unidad Socialista Enero 2021 22 de prensa después de reconocer la labor de Esteban Moctezuma a cargo de dicha Secretaria, declaró que “quedan varios puntos pendientes de solución y se ve que existe el peligro de perder continuidad en un momento decisivo para el país.” https://coparmex.org.mx/enfrentaretos-de-calidad-educativo-trascambio-de-estafeta-en-la-sep/

Sin embargo, la discusión no está abordando aspectos verdaderamente importantes para el sector educativo; ni AMLO y sus incondicionales que aplaudieron el nombramiento, ni sus detractores han abordado el problema del rezago educativo en el que se encuentra el país. La discusión se ha centrado en aspectos que si bien son importantes porque dan una clara muestra de la concepción que tiene el sector empresarial y sus corifeos, como es el caso de Fernando Belauzarán, quien criticó el nombramiento diciendo que Delfina habla con faltas de ortografía. https:// twitter.com/ferbelaunzaran/ status/1341017569747038211; o de aquellos que cuestionan la designación con el argumento de que proviene de una universidad pública.

Muchos profesores, principalmente de la zona oriente del estado de México, ven en ella a una persona progresista, a una sindicalista democrática, sin embargo, su pasado dice lo contrario, ya que, los únicos cargos sindicales que ha tenido son el de Secretaria de relaciones en la delegación 34 y de Secretaria general en la delegación 34, del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), en los trienios 1986- 1989 y 2001-2004, respectivamente. Sin embargo, el papel que jugó como representante fue el de hacer comparsa con los burócratas del SMSEM, quienes tienen la tradición de ser aliados al gobernador y utilizar al magisterio como promotores del voto a favor del PRI y de reprimir a los profesores que se oponen a estas prácticas charrriles.

Lo que podemos decir, sin temor a equivocarnos, es que el nombramiento de Delfina, carece de un proyecto pedagógico es más bien, una designación de carácter político, como es el caso de todos los nombramientos de funcionarios independientemente del gobierno de que se trate, que tienen que responder al proyecto político de presidente en turno

AMLO necesita a una persona que tenga las habilidades políticas para controlar al magisterio, sobre todo a los profesores integrados en la CNTE y Delfina tiene posibilidades de seguir controlando a al gremio magisterial; ya que, por su trayectoria política tiene los vínculos para negociar con el SNTE y con la CNTE. Respecto del SNTE recordemos que cuando fue candidata a gobernadora en el estado de México concertó alianzas con Rafael Ochoa, quien fuera líder del SNTE y con Fernando González, yerno de Elba Esther Gordillo, que fue Subsecretario de Educación Básica en el sexenio de Felipe Calderón (La jornada, 14 mayo, 2017). Es indudable que el apoyo que éstos le dieron promoviendo el voto su favor, no fue debido a que estaban de acuerdo con el proyecto político de Morena para el estado de México ni fue otorgado de manera gratuita. Delfina tuvo que conceder algo a cambio de los apoyos, pues esos líderes corruptos no dan un paso sin ver qué ventajas sacan. Estos nexos a Delfina le permitirán mantener en calma al magisterio, agrupado en el SNTE, ello a través de los controles corporativos que los charros mantienen desde hace décadas.

Para muchos profesores del estado de México, principalmente de la zona oriente, las ilusiones puestas en ella son mayúsculas, ya que la consideran de los suyos, por haber impartido clases en Texcoco; además Delfina, por pertenecer a Morena, aparece como sindicalista democrática. Sin embargo, como ya mencionamos, durante su participación sindical que no se destacó por su combatividad; al contrario apoyó a los secretarios generales corruptos.

Para los profesores agrupados en la CNTE, principalmente los que están ligados a MORENA, Delfina, aparece como alguien que por su experiencia en el aula y por sus orígenes será una opción diferente a la tradicional, por lo que, algunos dirigentes, le darán los tiempos, la oportunidad y apoyos necesarios, para que lleve a cabo sus proyectos educativos. Cabe señalar que un grupo menos amplio de la CNTE, no vio con mucho optimismo el nombramiento de esta profesora, pues están dispuestos a movilizarse para resolver sus problemas, que Esteban Moctezuma no les ha solucionado: la reinstalación de los profesores despedidos durante la mal llamada Reforma Educativa y el otorgamiento de plazas a los profesores egresados de las normales rurales, la reapertura de la Normal Rural Luis Villarreal, mejor conocida como normal del Mexe.

Delfina como nueva Secretaria tendrá que afrontar una serie de problemas educativos que han sido heredados de las administraciones pasadas y que Esteban Moctezuma, no intentó resolver, pues él representa la continuidad del proyecto educativo de Peña Nieto.

En primer lugar, Delfina, antes de que se establezcan los mecanismos para el regreso a clases presenciales, tiene que resolver el problema de las clases a distancia, pues desde marzo, momentos en que comenzó el confinamiento y se suspendieron las clases presenciales, el secretario de educación, Esteban Moctezuma, dio indicaciones al magisterio de impartir clases desde casa usando los diversos aparatos electrónicos computadoras, tablets, celulares y televisión; medios a los que se les ha dado mucha importancia, pero ni Esteban Moctezuma ni ningún funcionario de la SEP se ha preocupado en establecer las bases pedagógicas para dirigir el proceso de aprendizaje a distancia, pues no se pueden aplicar los mismos criterios didáctico-pedagógicos de las clases presenciales a las clases a distancia.

El proceso de aprendizaje a distancia es distinto, sin embargo, no se han abierto los espacios entre el magisterio para establecer las rutas de aprendizaje a través de estos medios. El profesor sigue dando su clase como si estuviera en el aula. Sigue, dejando un sinnúmero de tareas y de trabajo como si estuviera en el sistema aúlico. Incluso, los cursos por televisión siguen el mismo criterio: una persona imparte la clase y el estudiante recibe el mensaje de manera pasiva, sin que éste se involucre en el proceso de aprendizaje.

Además Delfina, tendrá que enfrentar los problemas educativos, pues estos son muy variados y complejos, aquí solo mencionaremos algunos de ellos.

El rezago educativo: La educación actualmente se encuentra en un tremendo rezago en todos los niveles, el cual se agrava por el confinamiento. A lo anterior, se le suma el hecho de que cientos de miles de niños y jóvenes están desertando por carecer de los recursos para acceder a las clases a distancia. Quién no tiene internet en casa tiene que pagar diariamente de 20 a 30 pesos por tiempo aire para conectarse por medio del celular.

Resolver la crisis financiera de las universidades, ya que, a fines año de manera permanente, las instituciones de educación superior estatales no cuentan con los recursos para pagar el salario y el aguinaldo de profesores y trabajadores. Se tiene que buscar los mecanismos para dar una solución real a la falta de recursos.

El establecimiento de un nuevo modelo educativo, pues la llamada Nueva Escuela Mexicana, proyecto educativo de la 4T, solo es un proyecto en papel; en la práctica hay mucha simulación y demagogia, ya que, se continúa aplicando los mismos programas educativos establecidos en el sexenio pasado, además se sigue estableciendo la misma dinámica de trabajo escolar.

El cambio de modelo educativo en las normales rurales, que mejoren los aspectos académicos, didáctico-pedagógicos y culturales de los egresados. Tarea extremadamente difícil pues se encontrará con la resistencia de la dirección de estas escuelas. Los dirigentes no están dispuestos a elevar el nivel académico de los estudiantes.

Promover la formación y actualización magisterial, principalmente en el aspecto académico, pues desde hace décadas se le da importancia a los aspectos didácticos y no se toma en cuenta la formación académico-cientifica de los profesores. Los cursos deben partir de los saberes y necesidades de los profesores y no de las fantasias de las autoridades

Democratizar las instituciones educativas, en las que se han anquilosado una cadena de burócratas (directivos, supervisores, jefes de sector, jefes de departamento etc.) que mantienen el control de las escuelas y someten a los profesores que no les son afines.

Y sobre, todo acabar con el gran mito de la evaluación– calificación, este problema permea a toda la sociedad, la cual le da mucha importancia una calificación, certificado o título, sin importar si el estudiante aprendió algo o si ha desarrollado un pensamiento crítico para desenvolverse en las condiciones que la sociedad actual demanda.

Para Delfina y AMLO Ahora viene la prueba de la realidad. ¿Podrá cambiar los modelos educativos de simulación que hasta ahora se vienen aplicando? Como vemos los resultados educativos que entrega Esteban Moctezuma son magros, lo único que logró fue echar abajo la evaluación punitiva y de la promesa de AMLO de no dejar ni un punto ni una como de la mal llamada Reforma Educativa, no le cambio casi nada, solo cambios cosméticos; pero en esencia, se aplicó, lo que dicen los profesores una ley espejo, de la de Peña Nieto. ¿Responderá a las expectativas de los profesores y se acabará con el proceso burocrático a través del cual se pide a los profesores planes, evidencias y proyectos que le impiden atender el proceso de aprendizaje- enseñanza?, ¿Tendrá la fuerza suficiente para no acatar las indicaciones de los mercenarios de la educación: el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional?, ¿Será una funcionaria que al igual que los anteriores se someterá a los dictámenes de la iniciativa privada? Finalmente vemos que de acuerdo al trato demagógico que ha recibido la CNTE, por parte de AMLO que al concluir las mesas de negociación, acuerdan resolver los problemas que tienen los profesores, pero en los hechos todo sigue igual. Por ello creemos que Delfina continuará con las inercias del sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *