La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) atraviesa lo que probablemente sea la crisis más importante en sus 41 años de existencia. El arribo al poder del partido MORENA, provocó una ola de simpatía de parte de las bases y la mayoría de la dirección de la CNTE, que como expondremos más adelante, ha claudicado ante la mal llamada 4ª Transformación.
La CNTE apareció como un referente opositor a la dirección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación; dirección que mantenía fuertes nexos con el gobierno, con el apoyo de éste controlaba a la base magisterial, en lugar de defender los intereses de los trabajadores.

La génesis del charrismo sindical

Cabe señalar que el charrismo surgió después de la Revolución Mexicana, cuando el presidente Plutarco Elías Calles para consolidar su poder, formó el Partido Nacional Revolucionario, mismo que después se transformó en el Partido de la Revolución Mexicana y luego se convertiría, en 1946, en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). En síntesis este partido nació de la victoria del ala reformista de la revolución mexicana y de la derrota del ala radical encabezada por el anarquista Ricardo Flores Magón y los líderes campe-sinos Francisco Villa) y Emiliano Zapata.

En 1936, nace la Central de Trabajadores de México (CTM), siendo electo como Secretario General, Vicente Lombardo Toledano, quién cede la dirección a Fidel Velázquez en 1941. Con esto el PRI consolidó su poderío bajo el discurso del “nacionalismo revolucionario”, mientras asestaba golpes demoledores al movimiento obrero y campesino. Por lo anterior, podemos afirmar que el PRI nació como partido de Estado, que imponía un férreo control sindical con el total acuerdo de los militantes obreros del Partico Comunista Mexicano y el estalinista Lombardo Toledano y de la dirección de la CTM. Desde entonces, la tragedia de los trabajadores mexicanos ha sido el control político, ideológico y orgánico de sus sindicatos al gobierno mexicano.


López Obrador y el lombardismo del Siglo XXI


A la teoría de los gobiernos “nacional-progresistas” o “campos burgueses progresivos”, las y los marxistas revolucionarios oponemos la independencia de clase como pre-condición de un agrupamiento de clase para enfrentar a los gobiernos capitalistas. Para nosotras y nosotros no existen los campos burgueses progresivos. El gobierno de AMLO es abiertamente neoliberal, porque desde el primer día, inició una ola de despidos masivos de trabajadoras y trabajadores al servicio del Estado; ha apoyado a las empresas trasnacionales en megaproyectos de muerte como el Corredor Interoceánico de Tehuantepec, el Tren Maya y la nueva edición de las Zonas Económicas Especiales: zonas francas, libres de impuestos para las multinacionales, donde se dan todas las garantías de sobre-explotación de la clase obrera y de los recursos naturales.
La mayor parte de la izquierda mexicana, se ha arrodillado frente al espejismo neoliberal llamado MORENA, incluido un sector importante de la dirección de la CNTE. Por lo anterior, se hace necesario reagruparnos desde la base de los trabajadores de la educación, con el objetivo de reorientar la política y acciones de la CNTE y mantenerla independiente del gobierno, del sector patronal o de los políticos burgueses.
Somos un grupo formado desde la base magisterial que tenemos la firme convicción de que la CNTE necesita reorientar su rumbo: regresando a sus orígenes clasistas y recuperando los principios con los que se formó. Por ello creemos que es necesario reagruparnos desde la base y que sea ésta la que, a partir del establecimiento de la democracia directa, desde las asambleas, se establezcan las directrices políticas, educativas y de movilización y la dirección sea órgano que coordine dichas acciones.
Sabemos que el gremio magisterial, al igual que otros sectores de trabajadores, hemos enfrentado la embestida de AMLO y su gobierno; dicha embestida se expresa en sinnúmero de problemas a los cuales debemos enfrentar con las tácticas y estrategias de la clase trabajadora. En estos momentos la problemática magisterial se expresa en: la continuidad de la Reforma Educativa de Peña Nieto; la aplicación de USICAM; los intentos del Estado de obligarnos al regreso a clases de forma híbrida; la violenta tentativa de desaparecer a las Normales rurales; el pago a los jubilados y pensionados en UMAS en lugar de salarios mínimos; la falta de derechos a los trabajadores de escuelas particulares y de los trabajadores de otros sectores educativos.
Además de lo anterior sabemos que los trabajadores de otros gremios enfrentan igualmente la ofensiva del Estado, por eso, en este primer boletín, hacemos un llamado a todas las y los sindicalistas clasistas; así como a todas las fuerzas democráticas parar formar unidad a través de la política de Frente Único, que respete a los intereses de clase, que acate las decisiones de la base.
Llamemos a formar un frente que llame al respeto de los principios de la CNTE, que llame a movilizar a la base como fundamento principal de lucha, a través de la cual se vayan creando las condiciones para el establecimiento de una huelga general como única vía para frenar la embestida gubernamental contra la educación y el magisterio.
Llamamos a crear un frente que, a mediano plazo, luche por la creación de un partido de la clase, un partido de trabajadores, que brinde una alternativa a la clase obrera y sectores populares en contra de los partidos burgueses y del sistema capitalista explotador.
Llamamos a hacer a un lado nuestras diferencias tácticas, para trazar ejes estratégicos y golpear juntos a un mismo enemigo: el Estado burgués y sus partidos.

¡Abajo la Reforma Educativa de Peña Nieto-Esteban Moctezuma!
¡No al USICAM!
¡No a las clases híbridas!
¡No al pago de pensiones en UMAS!
¡No a los despidos laborales!
¡Basificación a toda la planta docente!
¡Defensa del normalismo rural!
¡Por una corriente clasista que reoriente la política de la CNTE!
¡A formar un Frente Nacional de Lucha de los trabajadores!
¡A preparar la Huelga Nacional!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *