SALUDO SOLIDARIO DE LA LIGA DE UNIDAD SOCIALISTA (LUS) A LAS MUJERES DE MÉXICO Y EL MUNDO EN SU DÍA DE LUCHA LIBERTARIA CONTRA EL PATRIARCADO Y EL MACHISMO

El mundo se estremece, a pesar de la pandemia contrarrevolucionaria del covid-19 que cubre el planeta, con las mujeres en su lucha multitudinaria que el 8 de marzo salen a las calles a forjar la liberación de género, registrando con su acción el proceso en marcha de emancipación de la mitad de la humanidad que durante milenios permaneció oprimida por el sexismo, el patriarcado y el machismo de la otra mitad de la humanidad. Es una lucha que en el siglo XXI las mujeres de todas las edades son herederas de las batallas de las sufraguistas, de las feministas de los años 60’s y de tantos combates del siglo pasado. Hoy en Argentina, Chile, Estados Unidos, Polonia y tantos otros países la lucha feminista está a la vanguardia en el combate unificado de los explotados y oprimidos contra la injusticia y las atrocidades del capitalismo a nivel mundial.

También en México

México es un país cuya tradición patriarcal y machista ha sido proverbial durante siglos. La decena de feminicidios que tienen lugar diariamente en la actualidad son una vergüenza nacional que los diferentes gobiernos de todos los partidos burgueses gobernantes han sido incapaces de enfrentar, no digamos solucionar. Esta vergüenza nacional ha llegado a un nivel extremo precisamente con la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena. Las pruebas de la demagogia sustancial del gobierno de la Cuarta Transformación (4T) son innumerables pero en ninguna situación ha sido más evidente como en el directo enfrentamiento de AMLO con el movimiento feminista que lo arrinconó precisamente el año pasado con enormes movilizaciones que sólo el estallido de la pandemia sanitaria impidió culminar con un desplome político obradorista mayor.

Este 8 de marzo la situación es mucho más conflictiva ante el escandalazo protagonizado por el presidente de la República y su candidato a la gubernatura de Guerrero Félix Salgado Macedonio, un notorio violador de mujeres y descarado machista protegido y apoyado por AMLO. Esta situación ha provocado divisiones incluso en las filas de los obradoristas, por supuesto en especial de su sector femenino pero también de muchos varones. Este desafío sin tapujos del carácter reaccionario y patriarcal de AMLO es sólo la punta del témpano de grandes conflictos que están generándose por la política antilaboral y antisindical que determina la política de la 4T, revelándose como pura demagogia propagandística la consigna de “primero los pobres”.

Las movilizaciones de las mujeres

Las movilizaciones de mujeres traen aire fresco a la situación tan difícil que atraviesan los trabajadores y trabajadoras. Serán ejemplos para los sindicalistas de NOTIMEX que durante un año se han confrontado a la cerrazón del gobierno de AMLO, para los petroleros y electricistas que luchan contra los charros corruptos que siguen tolerados y manipulados por AMLO.

Las mujeres estallan la huelga y feminizan el concepto de trabajo no pagado y es un triunfo de las mujeres, pero también de los trabajadores. La huelga se extenderá a las fábricas, escuelas, medios de comunicación y la política. Las feministas revelan la unidad entre el lugar de trabajo y la vida social, rompiendo el cerco doméstico, sacando a flote el potencial político de las mujeres. Pronto estas huelgas de masas de mujeres no tardarán en transformarse en huelgas insurreccionales, levantamientos, huelgas generales, control obrero de la producción, escala móvil de salarios, escala móvil de horas de trabajo repartidas entre las manos disponibles, control de los bienes públicos por expertos y usuarios con mayorías de mujeres en las nuevas estructuras de autoorganización y autogestión en consejos, comités, guardias, comunas.

Hacia la organización independiente y revolucionaria

Con el surgimiento activo y militante que constituye este acontecimiento histórico, la humanidad se ve enriquecida por el despertar, la emancipación y liberación de esa su mitad femenina que había estado sojuzgada y subordinada. Esta nueva fuerza formidable renueva y potencia la lucha contra el capitalismo, por la instauración de una sociedad igualitaria, democrática, feminista, preocupada de la conservación del medio ambiente e internacionalista. La condición suprema para lograr las victorias futuras es la decisión de organizarnos revolucionariamente como trabajadores, como mujeres y con todos los sectores explotados y oprimidos, todos unidos en la causa común, respetando las diferencias y actuando en un frente independiente de los líderes, partidos y gobiernos burgueses.

¡Viva la lucha emancipadora internacional de las mujeres!

¡Todas y todos unidos en la lucha contra el capitalismo!

¡Por un México y un mundo democrático, igualitario, feminista e internacionalista!

Ciudad de México, 8 de marzo 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *